No supe

No supe qué decir, pues el aliento me tragaba, su mirada torturaba.
Sus palabras avispadas corrían por mi cerebro y caían como un balde de agua caliente,
ya que el ardor de sus palabras amenazantes hacían retorcer mi corazón.
Déjame, aunque sea un momento, posar en tu regazo, y ahí llorar como nunca.
Sé, por un momento, mi casa de consuelo, mi hospital sin profesión.
Ayúdame a morderme el labio sin que duela, a tirarme al suelo
y patalear y golpear al azar, sin que duela.
Sé perfectamente que olvidar sus ojos grises de mirada demoledora es imposible.
Su dulce voz de rufián, casi muerta, es imposible de mi cabeza sacar,
pues la oigo cada sol y cada luna de mi existencia…
¿Aquí no hay paz?
El cielo lloraba las lágrimas de mi corazón que no podían ser derramadas por mis ojos.
Las lagrimas de sufrimiento.
El daño sufrido te perjudica de una manera que las palabras son insuficientes para expresarlos…

 

382726_283718074992200_575342416_n

 

Anuncios

Lágrimas rotas

Se ha roto el candil que me alumbrada,
el hechizo que me embrujaba.
Latente prosigo buscando abrigo,
en noches sin deseos, en el hervor de las estrellas.
Luceros perdidos, mañanas sombrías.
No hay quien recoja el trigo de los campos…
Se ha roto el velero que me llevaba,
el soporte que me llenaba.
Ardiente continuo besando refugio en labios insulsos,
en el amor de las fantasías.
Recreos acabados, tardes amargas.

936128_164827837014442_1787090718_n
No hay quien reúna las perlas de los cuerpos

Entre nubes

Dormía plácidamente hasta tu llegada.
El eco de tu sombra penetro mi morada,
el poderío ingrato de tu voz resonó en mi memoria.
Aullidos retorcidos tejieron mi cama,
de la más cruel emoción broto una lágrima.
Dormía dulcemente hasta tu entrada.
El soplido de tu ley rodó mi sabana,
el fúnebre crespar de tu aliento resoplo en mi garganta.
Hastíos definidos escribieron mi ansia,
de la mas fiel sensación surgió una esperanza…

601740_164670457030180_877819389_n

 

Todos queremos volar

Si así como la libertad de la mariposa mis recuerdos pudiese abandonar,
si así como ese vuelo, yo alzara el mío, si no me rindiese.
Así como el azul de tus alas es el cielo y el mar que contemplo cuando quiero volar y perderme impaciente por el paso del tiempo.
Por qué anhelamos tanto cariño y amor,
que necesitamos envolvernos de los tesoros que ofrece la vida,
con un simple detalle.
Exaltamos el alma y nos llenamos de emoción y
buscamos afecto que nos fue negado,
cariño que se nos prohibió encontrar y
amor que reclamamos al lado, que nos acompañe en el vuelo…
Pero a veces no sabemos recibirlo o simplemente lo evitamos,
de nuevo caemos mil veces e intentamos levantarnos,
a pesar del esfuerzo, de las adversidades y las piedras en el camino,
seguimos tratando de levantarnos, aunque digamos no puedo.
Alzamos el vuelo y empezamos de nuevo a ver la vida pasar o tratando
de volar.
Quiero volar y sentir el viento en mi rostro, contemplar el
alba cada día sin miedos. Quisiera revolotear por donde mi alma pueda
llegar, sentir inmenso amor al pasar por cada lugar que mi imaginación me
llevase, soltar el rumbo al destino para rendirme al placer de la vida…
No quiero llorar, no quiero descender, no quiero retroceder, no mas drama ni
sufrimiento que enturbie la dulce morada de la esperanza.
Fuera la maldad, fuera los enemigos, vuela conmigo olvido…
Saber amar, sentirse amada, retomar rumbo a los sueños,
llegar donde duermen las promesas, donde queda la suerte, el destino.
Arropar el miedo para vencer luego y despertar a la vida, a las ganas a
la ilusión, a la magia y a la emoción que un día perdí y con mi vuelo grabaré el manifiesto de su encuentro…

305856_164574707039755_1882991634_n

En tu paso

Me encontraba aislada en el lamento del recuerdo cuando tus manos rozaron mi cuerpo.
Te sentía aturdido en el momento del encuentro cuando tus labios abrazaron mi pecho.
Conchas incrustadas en corazones viajantes, piedras labradas en prendas imborrables.
Te acostumbraba tenebroso en el regocijo del tiempo cuando tus ojos besaron mi silencio.
Te sorprendía emocionada en el cristal del espacio cuando tus sueños rompieron mi ruido.
Rocas pesadas en piernas caminantes, letras ilustradas en muestras palpables.
Peñas lacradas en manos libres, papeles bordados en manifiestos inmortales…

543722_163980560432503_1221271425_n

Tu sonrisa

Alienta sin huellas en noches de despedida,
donde los ángeles bajan a besar su valía.
De frente en las rocas paladeé el recuerdo,
sobraban los rocíos del amanecer vago.
Latía la sangre interna de sus labios,
mi pecho enfurecido dormía latigazos.
Escurría el flujo amargo enrojecido,
donde las penas se beben retorcido.
Sucumbí al naufragio entre tanta linfa,
retiraban los aplausos donde la sangre tira.
Sangre, arena, lisura.
Tersura, sencillez, dulzura..
Que mesura la ternura de tu risa.

 

532099_163725180458041_33243774_n

la primavera

Llegas besando la esperanza para suavizar la rabia,
floreciendo debajo de mis huesos.
Entrelazo mis manos en mi pelo y
anclado trepo al olvido.
Viciosos pétalos florecieron en mi boca,
madriguera profunda de mi médula…
Llegó la Primavera, festejo de amor y poesía,
nacimiento de un Sol primaveral cubierto
de versos cantados.
Hoy mi sonrisa es tuya
me haces soñar con su frescura,
deléitame con ternura…

 

11454_162983947198831_2004193368_n