Entonces

Nos volvimos a encontrar,
dulce guerrera
de sonrisa infinita y rostro soñador.
Era todo antes,
o al menos aparentaba serlo.
Una sábana de inocencia,
blanca y ligera como un solitario lirio de invierno.
Las inmortales algazaras…
Las genuinas expresiones de fascinación…
Los apresurados pasitos, todos de puntillas.
Los sublimes brincos, los infinitos juegos de dedos entrelazados.
Tonterías, instantes espontáneos.
¿Por qué, en un día, me paro?
Me detengo a contemplar angustiosamente
las hojas de un álbum llamado “pasado”
“Momentos, los de entonces, ya no son los mismos”
Ya no, o quizás, nunca lo fueron…
Permanecer hipnotizada, oyendo nuevas voces,
aquellas que acarician la mano de lo desconocido.
Sumergirme en miradas hechizantes, curiosas,
redescubrir en ellas un pensar trémulo,
que antes se había cubierto de una pintura de penumbras y ahora abre horizontes.
Revelar la excelsa y a la vez tenebrosa sonrisa,
y percatarme, al fin, de los cambios, libera.
Los fantasmas son ahora fuerzas de la timidez,
tornándose gélidos mientras silban en mis oídos,
simples pasajeros de historias.
La saliva ya húmeda no es.
Los mordisqueados dedos son ahora polvo de huesos.
Mis manos se manchan, ya no solo de tinta, sino de ímpetu.
Y el beso anhelado, delicado enemigo letal del nuevo viaje queda en laberinto.
Más no puedo, ni si quiera devolver la esencia de fósforo
y canela a una existencia que temo,
volveríase cruda.
Cómo secar lágrimas ya secas.
Como extender la comisura de unos melancólicos labios,
cómo dejar que la fresca lluvia limpie unas mejillas
de un ser aventurero portadora de demonios
por donde yace el tiempo.
Dejé de pensar en la soledad como una entrañable amiga.
Mi serena camarada roja,
déjame percibir los suaves sollozos,
ver los descalzos pies a través de ese fino velo de algidez,
posar las mariposas de mis manos en mi pecho para llevarmelo todo.
Déjame soñar, soñar nuevamente.
Déjame soñar con el pasado,
y con el pasado que se viene.
Y emana lágrimas. Lágrimas sinceras,
de desconsuelo, interminables.
Deja que ellas relaten otras historias.
Es entonces un nuevo capítulo.

l

 

Anuncios

Ya queda menos para estar en mis manos, Los Pecados de la Baronesa. Mi nuevo libro, 4° puesto en el V Premio de Narrativa Internacional de Libros Mablaz. Aquí un avance maravilloso del  diseño realizado por Mari Carmen López.
Prólogo y contraportada realizados por Héctor José Rodríguez Riverol.
Una gran alegría para mí

32917366_1861190140578311_2616983299268018176_n

Hermosa Velada Literaria  en la Sociedad Juventud Española de Breña Baja, La Palma, con motivo del «Día del Libro» cuyo lema fue «El Tesoro es la Literatura Canaria»
Ojalá se repita pronto. Fue lindo conocer en persona a tant@s escritores, poetas y talento que posee nuestra isla.
Que cunda vuestro ejemplo, Julieta Martín Fuentes, Ana Trujillo Hdez y todo el equipo de trabajo.
Felicitaciones, agradecimiento, mucho cariño y mis mejores deseos.

Mi experiencia en el POETRY SLAM  ¡Una maravilla! Un aprendizaje de compañerismo, creación y lucha por los sueños. APLAUSOS.

Mi experiencia en la radio,  me deja momentos dorados. En ocasiones,  no ser la entrevistada deja huella en el alma que nada puede borrar.

 

 

Os presento la Antología de Relatos de Amor y Eróticos, en la que obtuve el Primer Premio en el VI concurso de Relato 2017 Mablaz, junto a grandes escritores que compartirán este precioso libro. Coincide con que hace el número 200 de la Editorial Libros Mablaz. Estoy muy agradecida por esta nueva aventura Literaria.

34131425_1872352966128695_8910970465229471744_n