La inmortalidad

1236624_622410224448356_822108118_n

ALMA ENCADENADA.
Dos rojas lenguas de fuego que a un mismo tronco
enlazas y al besarse forman una sola llama,
Dos notas de la madera que con el tiempo una mano
arranca y en el espacio se encuentran, cariñosas se abrazan.
Dos olas que vienen juntas a nadar en la playa y
que al juntarse se coronan en un manto de plata.
Dos gotas de vapor que del fuego se levantan
y al unirse allá en el cielo forman una nube blanca,
Dos ideas que al par brotan, dos besos que al tiempo tallan.
Dos ecos que se confunden, simplemente el alma que ama la libertad adorando la inmortalidad. 
El tormento se acomoda a mi pesar, no lo pedí, no lo deseé,
no lo quiero. Condena que consumes libérame primero,
cuan preso pasa los días de su lamento.
La culpa corroe mi alma por momento,
dónde esconderme, dónde olvidar, dónde perdonar.
Busco mi morada busco mi descanso, cierra mis ojos, descansa mi dolor, cierra mis heridas, borra el rencor, termina con el estar por estar, aplaca mi ansia, debe terminar…
Que helada estas mi alma. No palpitas, no vibras, solo hay temor. Se me desgarra la vida al asomarme y escucharte, no hay tesón. Arrancaste lo que había y me has dejado tan vacía. No se como pasar los días, permanezco sombría. No veo la salida sino un gran abismo, oscuridad. No te lleves mi verdad dejándome en la inmortalidad.

http://www.servercronos.net/bloglgc/index.php/minatura/2013/09/24/revista-digital-minatura-129

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s