Distopía

1370320_643940402295338_1302045110_n

 

HAMBRUNA.

Miseria en calles guerreras, los pobres se adueñan de los débiles adoquines que quedan. Tras sus huellas, enfermedades por la carencia, hambre y desolación. Serán la cola del sistema social, al ser los inferiores en su escala.
Frustrante situación, por lo tanto un golpe bajo a la autoestima, lo cual ocasiona en la mayoría de los casos la búsqueda de un refugio en alguna adicción, desgastante para el físico, carentes de servicios básicos.
Sin salubridad apta son satisfactores flotantes.
Donantes de delincuencia, que encubre una ciudad disfrazada.
Falta de oportunidades, realidades decadentes. Superpoblación en vías de desarrollo en paralelos de pobreza notoria.
Inseguridad ciudadana en delirios de grandeza, analfabetos olvidados que explotan la infancia generando más infracción.
Delitos y delitos que encaminan la ausencia de paz en regazos amansados.
Víctimas en aprietos que se unen a las listas de los que necesitan con urgencia algo para poder salir adelante.
Círculo vicioso en cadena trascurre, analfabetismo, desnutrición, carencia de empleo, poca educación. Desembocando en fallecimientos desbastadores.
Corrupción y compasión en tanta caridad del llamado suplicante, que germina del aliento moribundo y demacrado del pobre pordiosero sin techo ni calor. Todavía pretenden nutrirles con política y buena voluntad. Pero es sólo un ideal perdido, un sueño flotando entre las tantas pesadillas que abundan en la sopa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s