Archivo | noviembre 2013

Se fue

Como la crecida del río llegó el día,
Maravillada me ponía con tu inmensa alegría.
Colores celestiales, alfombras voladoras,
Colores versátiles, estrellas transportadoras.
Como la sacudida del viento llegó su nacimiento,
Paralizada me paré ante tu gran momento.
Amores cristalinos, sabores nacidos.
Quien se resiste ante los ruegos de su pedida,
Cuanto llorarán ante su partida,
Pues así nace para morir,
al par que se conoce,
Muere al mínimo roce.
Es tan frágil cuando no se valora y cuida, 
que en tela de araña se convierte.
El aquelarre resuena impaciente,
Mientras me transporta a lo inocente.
¡ Bendito amor nacido !
¡ Bendito amor perdido !
Que la elocuencia me envuelva 
en el olvido de ser la nacida que germina,
De ser la que amó y luego perdió…
Todo en el juego del amor.

CIMG0265

Herida

Como cristales rotos quedó el cuerpo desbastado y demolido,
no bastó el amor y la pasión, fue peor dolor, el robo y la traición.
Una ninfa demolida y olvidada, que le arrancaron el corazón.
Pasos agigantados en un cuerpo dolorido y perdido,
puñales atravesaron sus yagas, vendas cegaron su rostro
y el susurro del lamento le arrancó la voz.
Así permaneció en letargo pausado viendo la vida continuar.
Un antes y un después en la pérdida de una dulce demencia,
devastador oleaje con placaje cegó la experiencia.
Lágrimas de sangre perturban la mente.
Olor impregnado en la piel escocida,
que atormenta los sueños.
No sólo el mal recuerdo sino la pérdida del la confianza,
valor y fuerza para dar paso al miedo.
En las sendas bañadas por la impotencia de no poderlo cambiar,
deambula perdida sin arrancarse ese temor al amor tras la herida.
Nefastas líneas desborda en un sentir que parece no tener fin…

descarga (4)

Roto

Pisotearon un corazón sin mera contemplación.
Culparon al corazón por débil, por permitir tal situación.
Más no siento que lo permitiera sino que confió y creyó en el Amor.
Ahora recoge sus pedazos entre dolores y risas.
Dolores por dar a quien no merece,
Risas por ser tan inocente.
Dolores por quebrar en el intento de sentir,
risas por tratar de evadir…

993443_236078016556090_162005183_n

Mis publicaciones en la revista Minatura Nº 131

1461838_661815153841196_1408696758_n

 

LA MUÑECA.

Dejó sus juegos para ser el
juguete y así en muñeca se
convirtió.
A la merced del más fuerte y
perdiendo su voz.
Cuan valentía en la ley del más fuerte
siempre presente.
Sus manos arrancaron la piel y sus actos
la vida, la muñeca ahí quedó rota y sucia
por su hastío.
Cuando todos la olvidaron ella asomó a
la luz.
El peso de la culpa arrastraba su cuerpo,
en su pensamiento se instaló el recuerdo
eterno…
Gritos en silencio quedaron para
soportar el regreso al mundo que un día le
hizo despertar de la más tierna inocencia.

Un mundo lleno de por qué que jamás
encontrará respuesta, lleno de dureza y
vacío que sólo ella entiende.
Respira el aire helado de los días,
naufraga entre la gente como alma
vagabunda, soporta hundirse lentamente
mientras aparenta fortaleza y temple
cuando teme lo que siente.
Porque se ha dado cuenta que han
pasado los años y las huellas aún
despiertan sus descansos y pesares. Lucha
consigo misma porque lo ve diferente, es
más grande y más fuerte pero a veces no
tan valiente.
Lo que pudo ser y no fue atormenta a
veces sus sueños, probar lo no conocido
atemoriza con agonía,
Confusión en su caos y no sabe sacar su
dolor…
Quisiera borrar tanto, que no encuentra
consuelo, se baña de ganas y lucha por la
vida a pesar de encontrarse perdida pone
su mejor sonrisa. La muñeca quiere
cobrar de nuevo vida y gritar al despertar
del mañana. ¿Quién quiere ser una
muñeca rota?…

NADA

Me pregunto si vale la pena,
matar tus sueños de esa forma,
causar dolor a todas las
personas que conocías, huir de
esta vida llena de sufrimiento, matar de
una vez todo tu dolor. ¿En verdad vale la
pena? Dicen que suicidarse es fácil, el
divino “camino fácil”. Lo primero y más
importante es buscar el porqué de tu
muerte intencionada, que, a veces, cuesta
porque te quedas pensando en otras cosas
y te olvidas de tu plan suicida, eso
pensaba…
Luego, pensar cómo morir…y llevarlo a
cabo…Dijiste que todo era cruel cobarde
te llamabas. ¿Pero te liberaste de ese
dolor? En el piso estabas sin poder hablar
con tu pena consumida. Tus ojos lloraban,

la impotencia sientes, y el no poder hacer
nada en el presente…
Tomaste aliento, dijiste adiós. Y con un
soplo divino ya no estás conmigo. Y
mirarme a mi, tan sola y triste aquí. Yo
soy la que no puede hacer nada porque
hay distancia. El viento sopla enfurecido
llevando los lamentos, las lágrimas
escondidas de tus heridas. Nosotros
desbastados, sufriendo por dentro pero no
solo el dolor nuestro. Singular Pena,
frenesí inusitada bala inesperada y muerte
impregnada. Yo te recordaré siempre, que
sirva de precedente, que los fantasmas no
desfallecen con esa salida, de una guarida
inhóspita y fría que no es más que la
nada.

Probé

Probé el licor del infierno en robados besos,
probé el dolor del invierno en anhelados sueños.
Auroras perdidas en ausentes bahías,
rudas espinas en noches vacías.
Probé el amargo aliento del destierro,
probé el cortado velo del entierro.
Mariposas perdidas en latentes días,
inacabadas prosas en ocres gotas.
Probé el sabor del fúnebre cóndor de tu paso,
probé el rencor del pobre temor de tu ocaso.
Varadas armonías en pasado condenado,
Lágrimas frías en llanto helado…

1461172_674055475958456_871779542_n

Cada vez que despierto

Como despertar sintiendo esta inmensidad,

condenar el alma al momento de la ingenuidad,

mi corazón atado en las manos del destino,

no puedo entregar mi ansia a quien no cree con tino,

lágrimas perdidas para borrar las huellas en mi piel,

no rompes el silencio como en el ayer, el más fiel,

no pensé ,aposté y otra vez volví a perder…

No quiero despertarme ni un día más para perder,

voy a desafiar la oscuridad sin sentir miedo,

ya no puedo dejar que mi mundo gire en el recuerdo,

soy reflejo de lo que olvidastes aquí,

todo era fácil en cada mirada que vi,

como duele el silencio, como me duele a mi,

como duele el vació, como me duele a mi,

como duele el olvido,como me duele a mi,

un corazón necio luchando por sentir,

cada vez que despierto me acuerdo de ti…

CIMG0256

Lágrimas

El momento del dolor
el puñal se clava.
La muerte en
un suspiro se escucha.
Es el recuerdo de lágrimas.
Cuantas sonrisas cayeron.
Cuanto ardor se dejó marchar.
Al fuego reclamaba,
de calor se abrazó.
Y espadas y puñales
salieron del horno.
Puñal y espada
no eran más que amargura.
Mis ojos cristalinos ven la lluvia caer,
sin embargo, no llueve, pero tus ojos lo han de ver,
tristes gotas al caer
lloran entre susurros,
cristalinas han de ser.
Forman un mar de preguntas
que me ahoga, mensajeras del recuerdo.
Sólo entre sombras,
procurando que nadie conozca el significado de las lágrimas
dejo caer poco a poco aquello que se convirtió en mi mar,
con ojos dolidos hago escapar las últimas gotas,
mientras el sueño va llenado lentamente la tranquilidad…

1000511_198233117007247_1401941748_n