Rózame

Mi piel cobró vida con el suave roce de la tuya. 
Una noche estrellada donde los lamentos no tenían cabida. 
Mi vello se erizó al tacto delicado del amor. 
Mi vuelo se alzó al pacto sellado del temor. 
Una noche cálida donde los flechazos no tenían salida. 
Mi cuerpo retomó el aliento, 
el sabor del deseo y el ardor de la pasión. 
Mi alma se estremeció al goce amado del regalo. 
Mi cuerpo brotó en lamentos de inocentes labrados…

images (22)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s