Mi poema no acaba

Recuerdo aquel poema que un día
para ti escribí y no conseguí acabar,
recuerdo que puse en él mi esencia
y que mis lágrimas querían borrar.
Las palabras al pasar hacían latir mi existir
para brotar un poema que empezó así…
No conozco tu existencia ni el por qué de mi negación
más mi corazón late por ti,
Le basta el más puro olor que desprende tu alma,
Tan pura e inocente, para despojarse del dolor y cubrirse
como si fuese un pétalo de rosa,
delicado y bondadoso donde me instalase,
Para saborear la miel de tus labios que me calma.
Como un niño indefenso lucha por vivir,
lucho por no acordarme de ti,
ahora entiendo por qué no lo acabé,
ahora recuerdo que mis lágrimas lo olvidaron,
eran lágrimas de amor que afloraban de mi interior,
eran lágrimas de ilusión que sentí,
eran perlas de pasión, bálsamos deseantes que me iluminaron.
Vivo como en un sueño de fantasía,
vivo porque me he prendado de tu huella.
Que me dio la vida y la alegría,
las ganas de encontrarte y sentirme bella.
Te deseé junto a mí porque necesité de ese amor del que todos hablan,
para alimentar la sonrisa y que velaras mi morada como todos soñaban.
Sentí ese deseo con la mayor ilusión y
desde entonces permanece eterno en mí.
Desistí a encontrarlo porque sino no viviría
al darme cuenta que te temí,
Por ello reclamo tu encuentro como alma
en tormento enamorada.
Disipada y gélida imprudencia para no acabar
el poema hasta tu llegada….
 970183_184315368398522_1660081208_n
Imagen del Fotógrafo Iván León Álvarez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s