Duele lo que nace

No siento nada más que este vano y cruel dolor,
No existe una palabra que me libre del temor,
Y la vida solo promete para mí una ilusión.
Tantos tragos amargos
no le quitan a mi pecho este ardor,
Entiendo el frío de la brisa, no tengo tu calor,
pero por fin entiendo de tu sonrisa el valor.
En las esquinas de un sol apagado
yo yaceré en llanto de pecado
por guardar este amor sembrado…
th (2)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s