Equipado

Con su mochila recorría las estancias del mundo.
Andaba sin rumbo en busca de un por qué que le sustente.
Ni una palabra de abrigo que contuviera sus lágrimas.
La mudez de una noche fría hacia estragos en su viejo cuerpo que no poseía más que el cansado bagaje.
Equipado con las armas humildes de una vida reclamaba al destino un aposento. Allí bajo la sombría oscuridad de la noche encontró una luz que le invitaba al descanso. Deshizo su mochila y durmió equipado para siempre. Nunca se supo del viajero ni sus armas de sustento pero de la tierra brotó la sabiduría de las artes de vivir. Sin alimento ni bebida continuó sus vivencias, tan solo la esperanza le abrigó y cobijó para proseguir las lunas y dormir plácidamente en la eternidad de unas letras.

 

559236_162693130561246_1451753935_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s