Lágrimas rotas

Se ha roto el candil que me alumbrada,
el hechizo que me embrujaba.
Latente prosigo buscando abrigo,
en noches sin deseos, en el hervor de las estrellas.
Luceros perdidos, mañanas sombrías.
No hay quien recoja el trigo de los campos…
Se ha roto el velero que me llevaba,
el soporte que me llenaba.
Ardiente continuo besando refugio en labios insulsos,
en el amor de las fantasías.
Recreos acabados, tardes amargas.

936128_164827837014442_1787090718_n
No hay quien reúna las perlas de los cuerpos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s