Archivos

Siento

Sentada aquí sentí,
hasta que la luna ya no inspire a los poetas…
Hasta que la última hoja del árbol de la vida se caiga…
Hasta que la piel se agriete,
por el paso de los años
o el cuerpo ya sin vida se descomponga
por la acción de los gusanos…
Hasta que el brillo de mis ojos sean café, desaparezca,
hasta que pierda las ganas de escribir.
Hasta que que mi corazón bombeé la última gota de sangre.
Hasta que mi nariz exhale su último suspiro,
hasta que mis huesos se desmoronen
y toda mi humanidad se convierta en polvo.
Entonces, sólo hasta entonces, vida mía,
dejaré de sentir este amor por ti en carne,
luego quedará mi alma
para guardarlo por la eternidad…

49180771_1143434355820447_8729792831830360064_n

Anuncios

Una Carta de Amor que saldrá en una antología y estará próximamente en mis manos desde Uruguay. ¡Más que ilusión!27973654_927138277450057_1201049608731914552_n

Dulce locura

Locura dulce y odiosa que abrumas mis adentros reclamando auxilio.
A los vientos, al tiempo y al destino reclamo haber sentido.
En las vesanias que recorren mis búsquedas,
alimentándose del néctar del recuerdo,
plasma en letanías su bagaje.
Intenta brotar para respirar el dulce aroma que lo despertó en ocaso
para enterrarlo al infortunio de lo inmundo,
como maltrecho vagabundo embriagado de dolor sin rumbo.
Diferentes mundos versátiles al palparlos, resurgieron andares dormidos
que con el peor sedante enterraron para dar paso a soñantes.
Leyendas forjarán ausencias y penares besarán los alientos derramados
por la injusticia del destierro.
Ánimas en penas arrastrarán su sentenciar,
por deambular en lo prohibido, por nacer en el olvido.

10687006_800391190011326_8511700900438147958_n

POR EL DÍA MUNDIAL PARA LA PREVENCIÓN DEL SUICIDIO 10 DE SEPTIEMBRE ” La Equivocación “

Me pregunto si vale la pena matar tus sueños de esa forma,
causar dolor a todas las personas que conocías,
huir de esta vida llena de sufrimiento, matar de una vez todo tu dolor.
¿En verdad vale la pena?
Dicen que suicidarse es fácil, el divino “camino fácil”.
Lo primero y más importante es buscar el por qué de tu muerte intencionada, que a veces, cuesta porque te quedas pensando en otras cosas y te olvidas de tu plan suicida, eso pensaba… Luego, pensar cómo morir…Y llevarlo a cabo…Dijiste que todo era cruel cobarde te llamabas.¿Pero te liberaste de ese dolor?
En el piso estabas sin poder hablar con tu pena consumida.
Tus ojos lloraban, la impotencia sentida,
y el no poder hacer nada en el presente…
Tomaste aliento, dijiste adiós. Y con un soplo divino ya no estas conmigo. Y mírame a mi, tan sola y triste aquí. Yo soy la que no puede hacer nada porque hay distancia. El viento sopla enfurecido llevando los lamentos, las lágrimas escondidas de tus heridas. Nosotros desbastados,sufriendo por dentro pero no sólo el dolor es nuestro. Singular Pena, frenesí inusitada bala inesperada y muerte impregnada. Yo te recordaré siempre, que sirva de precedente, que los fantasmas no desfallecen con esa salida, de una guarida inhóspita y fría que no es más que la nada…
Para que no opten por tu frustración arrepentida,
el recurso penante
para ti y para los que quedamos para llorarte.
Manifestaré tu dolor no solventado en tu acto equivocado…

1422467_701498356609433_3158182116834092198_n

Los cuervos me visitan

Aquella noche creí estar en otro mundo, y así era.
La oscuridad llegaba fría y tenebrosa, espesa.
El graznido de los cuervos rompía el silencio.
Reían de mi soledad mal diciendo la suerte.
Sus ojos reflejan el infierno, los susurros,
alfileres penetrantes, desgarran mis oídos.
Rompen los hastíos de mi calma, atormentan mi conciencia.
Se burlan de la desdicha, acarician mis tormentos
para deleitarse en su visita.
Imitan fantasmas pretéritos, como castigo celebran mi infortunio.
Hice un amago, intenté esquivarles, fallé.
Negros, me acechaban en sus rondas.
El pecho escapa en llanto, los quejidos penetran mi alma.
Quiero volver, regresar a la tierra donde nunca,
nunca jamás me visitase,
en aquelarre graznido, el fúnebre espectro de los cuervos.

10629598_787032571347188_1552436681591730369_n

Naufragando en el insomnio

Al caer la noche extraño tu aliento,
revivo tu tacto en cada sueño,
pero no estás al lado,
sólo está el ulular del viento.
El contacto con tu piel me tranquiliza,
evapora la perla vertida
y permanezco inmóvil en alerta.
No verte aquí aviva tu fantasma,
trayendo la locura a mi cama,
palpitando hasta perder la calma.
Me pierdo hasta tal punto,
que no distingo tu reflejo,
del real plasmado en el humo de un beso.
Supongo que en mi mente te construyo,
como una forma de evadir la realidad,
pero cada vez que siento tu perfume
naufrago hacia el derrumbe.
La noche engaña y miente,
debo disfrutarte,
aunque seas sólo de mi mente…

10418412_588249751287910_6613330417923135226_n

1383181_655424587903759_4830271639476854405_n

Suspirar el Amor

Sé por qué estás aquí,
más eso no detiene mi vivir,
mi alma necesita saber de ti
para salir del caos que asola mi sentir.
Beso a la brisa como si fueran tus labios,
palpo la noche pensando en tus manos,
en aquella tarde que plasmamos retratos.
Mis prendas arden como si fueran llamas
y me falta el aire como perlas asfixiadas,
cada día sin tu esencia es un suicidio para mí
que nunca se consuma mi amor por ti.
Qué deseas para volver a besarme,
nací para abrazarte,
no quiero descender al infierno y extrañarte.
Si de mirarte también dependieras,
mi amor quiebra vidrieras.
Ni la sed que me ahoga enfría,
solo anhelo tu dulce compañía.
Me ahogo en letras que quieren salir,
pero debo proseguir.
Si con borrarte bastara
será cuando mi alma se muera.
Sueños de cristal al fuego
volver a la vida por un gesto,
derramar tinta del sabor,
suspirar, el amor …

10452378_762076750523388_773418486017224686_n